• rafajuanmarti

La agroforestería como modelo holístico de producción y restauración ecológica

No hay recetas, hay principios. Para muchos de nosotros, nuestra relación con la tierra es a través de la comida. Los alimentos no sólo son básicos para la superveniencia, sino también son fundamentales para la salud de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Desafortunadamente, los sistemas modernos de producción agrícola masiva han desechado esta perspectiva y están poniendo en grave riesgo la salud de la Tierra y sus habitantes.


En los últimos años, en diversas partes del planeta se está recuperado una práctica ancestral, que integra árboles, huerto, ganado y pastos en una misma unidad productiva. Es un sistema orientado a mejorar la productividad de las tierras de forma ecológica y sustentable y puede ser clave en el futuro de la producción y restauración ecológica agrícola. Se trata de la Agroforestería Ecológica.


La agroforestería ecológica supone, más allá de un sistema de producción agrícola, una forma de comprender la tierra y el rol que cada ser vivo juega en ella. Estudia y pone en práctica la producción de alimentos tal y como en su origen y lo compone en un todo integrado, en un sistema que se retroalimenta. Y cada componente tiene un papel fundamental en el proceso cíclico de nacimiento, muerte y restauración.


Más allá de unas técnicas de siembra y manejos forestales, la agroforestería bebe de una serie de principios. Éstos están en absoluta consonancia con la naturaleza y sus modos, lo que hace que sean relativamente sencillos de aprender y aprehender. No hay recetas, hay principios.


Por un lado, está el principio de los estratos. Corresponden al porcentaje de luz y tierra que cada planta necesita y la que deja filtrar hacia abajo, esto en un mismo espacio. No existe competencia entre las plantas, sino cooperación, que se refleja en el intercambio de luz y nutrientes entre estratos.


Por otro lado, está el principio de sucesión. La simbiosis entre los ciclos de crecimiento y germinación de los distintos cultivos forman un orden en el tiempo. Cada uno tiene su posición en esta película, lo que permite una producción continuada, rica y diversa, incluso en terrenos degradados o con alto impacto productivo.


Por último, incluye varias prácticas fundamentales, como la producción in situ de materia orgánica, evitando cualquier uso de insumos externos (normalmente químicos) y la integración de animales de granja y ganado, fundamentales en el control plagas, la producción de materia orgánica y otros. Estos principios y técnicas, si son interiorizados, conducen a una mayor producción, pero también a otros beneficios económicos (autonomía, diversificación de producción, mejor salud) así como otros beneficios sociales y ambientales.


Pero, ante todo, garantiza la riqueza y la belleza de la biodiversidad. Nos devuelve a la lógica de la naturaleza, y nos ayuda a comprender y a asumir nuestro papel en este gran bosque de la vida.



¿Quieres conocer más detalles sobre los beneficios económicos, sociales, ambientales y de salud de la Agroforestería? Sigue leyendo nuestro blog.

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo